Unas clases cómodas, ni te das cuenta lo rápido que pasa el curso.

Todo bien organizado y medido al mililitro, si acaso, como pega, lo difícil que es aparcar, pero es comodísimo ir en transporte público.

S. Rizkall, Ex Alumno